viernes, febrero 09, 2007

El costo de la salud

Hace unos años, en los últimos de la década pasada, hubo un aumento en la presencia de la empresa privada en la atención de salud de los trabajadores, las campañas lanzadas por las empresas aseguradoras captaron muchas compañías que fueron engrosando las filas de dichas empresas, lo cual las llevó a un periodo de bonanza temporal, sin embargo, con el tiempo, la cantidad de atenciones por compañías de seguros en clínicas conocidas en la ciudad se incrementó y éstas comenzaron a ver decrecer sus números, era obvio, el costo de la atención particular en estas clínicas no era bajo, mucha gente que antes no podía permitirse una atención en esos lugares ahora podía hacerlo, y los seguros privados se habían expandido a través de sus planes en la mayoría de las empresas de la gran Lima, por una suma pequeña (copago) uno y su familia podían atenderse de lo que quisieran.
En este contexto, aparecieron las Entidades Prestadoras de Salud, las conocidas EPS, que no eran mas que las secciones de salud de las grandes aseguradoras, que se separaron de ellas, al menos en el papel, con la finalidad de dedicarse por completo a los seguros de salud, y tuvieron que ser reestructuradas de acuerdo a nuevas leyes y estatutos, al principio eran solo 3, cada una tomo estrategias diferentes para abaratar costos con respecto a las clínicas para evitar que el paciente acuda a la Clínica atrayéndolo hacia sus servicios con ideas innovadoras que le den mayor comodidad en su atención.
Así aparecieron alrededor del ano 2000 las atenciones médicas a domicilio, los médicos en ambulancia, los médicos en las empresas y las atenciones por teléfono.
Y también aparecieron los centros médicos de las propias EPS.
En estas modalidades se le ofrecía al paciente atención médica gratis, y en cuanto a las medicinas se daba una orden de la aseguradora para que el paciente las recoja sin costo en alguna farmacia autorizada.
El pago a los médicos se realizaba a través de recibos por honorarios con el famoso service.
No se firmaba contrato, simplemente era un trato de palabra, los pagos eran buenos y puntuales, aunque ningún medico que trabajaba en estas condiciones estaba en planilla, siempre y cuando el trato fuera directamente con la EPS, si el trato era a través de terceros, como sucedió con algunas personas que conozco que trabajaban en provincia, pues, una parte del sueldo se quedaba en el camino.
Quiso la casualidad que justo este servidor regresara de su SERUMS cuando la competencia entre EPS era brutal, y tuve la suerte que unos amigos estaban enterados de todo el asunto, así que me pasaron la voz y me presenté, dejé mi curriculum, y fui aceptado, y empecé a trabajar en un centro médico de una EPS, la verdad es que no venía mucha gente, y también conocí por primera vez lo que es ser médico y empleado a la vez, situación que nos fastidió a todos los médicos que atendíamos ahí.

La idea de la atención en estos sitios era como sigue:
Primero, para que un paciente se atienda en una clínica, llama a la EPS y pide una solicitud de atención, que es un formulario que la EPS emite para la atención en la clínica y con el médico que uno quiera, en la EPS le dicen que la vaya a recoger al Centro Medico, entonces el paciente se molesta porque la EPS acostumbró al propio paciente a dejarle la solicitud en el trabajo o en la casa, llega el paciente molesto al counter del centro medico y la señorita con una sonrisa en los labios le dice que ahí también hay médicos que lo pueden atender, ante la negativa del paciente se le dice que de todas maneras tiene que pasar por el médico porque es él quien va a darle la solicitud, y se nos dice que tenemos que convencer al paciente que se atienda con nosotros.
O sea que al final, uno que llega a atender pacientes tiene que lidiar con alguien que esta mas asado que gringo en playa y con justa razón, y tratar de convencerlo que se atienda con uno, ya se imaginaran la cara de la gente que entra al consultorio.
Personalmente no me hacía problemas, cuando el paciente venía molesto, que era la mayoría de las veces, simplemente lo saludaba, le daba la solicitud y chau, claro que para no hacer roche mientras escribía sus datos en la solicitud hacia comentarios acerca de la finalidad de esos consultorios, algunos tenían interés, otros no.
Y poco a poco comenzaron a llegar pacientes, por supuesto que no eran suficientes para balancear los números de las clínicas, y tuvimos mayor presión por parte de la empresa, en una de esas veces me di cuenta que contabilizaban la cantidad de solicitudes que dábamos a las clínicas, individualizándonos, eso debía tener un motivo, y lo tuvo; comenzaron a separar gente de diferentes sitios.

Al mismo tiempo hacía consulta en una clínica, en la cual atendía pacientes de EPS, que llegaban con sus solicitudes de atención, nunca me llegó una de la EPS donde yo trabajaba porque esta clínica no tenia convenio con esa EPS sino con las otras dos.
Y esta vez era la clínica la que me ponía un número límite, se llama costo paciente mes, eso significa que por cada paciente que se atiende en la clínica hay una cantidad de dinero que llega de la EPS, le pidas lo que le pidas, y del cual no te debes exceder, por ejemplo, si llego fulanito por gripe, para la clínica es perfecto porque fulanito solo necesita panadol y una consulta, y la EPS le paga una fuerte cantidad; pero si fulanito viene por una enfermedad crónica como diabetes, bueno la cosa cambia, hay que pedir exámenes, interconsultas, placas, y es posible que te excedas de la cantidad que la EPS da mensualmente, entonces la Clínica te dice que tienes que jugar con el tiempo para que no se lo hagas todo en un mes, cosa que la EPS te paga por los dos o tres meses que has estado viéndolo, además tienes que llenar TODOS los formularios habidos y por haber, y por otro lado, tienes que ver el petitorio de medicamentos, si señores, porque la EPS no le paga a la Clínica por medicamentos de marca, cuando yo trabaje ahí, en los dos sitios, me paraban la mano en medicinas, “receta genéricos”, me decían los mismos fulanos que en consultas particulares recetaban medicinas originales. Por otro lado, las auditorías eran al milímetro, y tenías que estar seguro de todos los códigos y números y demás sonseras para que cuadre todo, sino, a los tres meses aparecía un papel firmado por el auditor de la EPS diciéndote que no van a pagar hasta que llenes de nuevo el formulario numero tal del paciente que viste 3 meses antes, y a ver si uno se acuerda que escribió exactamente tres meses atrás.
En la EPS al menos no me pagaban mal, pero ante la coacción había que hacer algunas cosas para salirme con la mía y no sentirme una bazofia dándole al paciente algo que no debe recibir. “Sabe que señora, mire, debería darle este genérico pero si usted se puede comprar este original con un copago en cualquier farmacia (porque eso también existe), mejor hágalo” La razón es que aunque hay laboratorios con una muy buena línea genérica, también hay genéricos que dan pena, por no decir que dan cólera, me refiero a esos casos en especial.
Sin embargo, en la Clínica trabajas mas y encima al medico general le pagan 5 a 6 soles la hora en la mayoría de los sitios, y no estás tampoco en planilla, y además si pasa algo, tu solito tienes que bailar con tu pañuelo, y encima te llenas de papeles.
Para el paciente es igual, si escoge a la EPS para que lo atiendan, es porque ha sido llevado hacia allá cuando su intención era la de ser atendido en una clínica; y cuando va a la clínica, dependiendo del plan que tenga y del problema que traiga, la atención que recibe será o no satisfactoria, a veces vuelan del crédito y tienen que truncar sus tratamientos, o esperar al otro mes.
En otras palabras, la salud en el Sector Privado es un negocio (creo que todos saben eso), un negocio donde el paciente es el cliente, los dueños los de siempre y los médicos los peones, y lo peor es que en este negocio los peones mas viejos explotan a los peones chicos, y si algo pasa, paga el peón mas chico.
Con la situación que atraviesa el país es muy difícil estar por encima de todo eso, trabajar tranquilo es un privilegio que muy pocos médicos tienen en el Perú, tener la cabeza fría y pensar solo en la persona que tienes al frente es un ejercicio que toma bastante tiempo en hacerse un hábito, sin embargo, es posible, abstraerse de la mezquindad e intentar hacer las cosas bien también es una practica que se hace mas común a medida que vas creciendo y madurando en tu formación, aunque si las condiciones de trabajo fueran diferentes no tendría porque ser así.
Todas las actividades tienen extremos, la salud no podía estar ajena a ello, el problema aquí es que ninguno de los extremos beneficia a todos los actores de esta pequeña escena de la tragedia nacional.

11 comentarios:

Gigi dijo...

En este país enfermarse en un lujo. A mi naranjo casi lo convencen de pasarse a una EPS, pero elegimos seguir en el seguro. Igual con mis cachorros nos antendemos con un plan en una clínica y para cualquier emergencia tenemos el seguro.
A propo Namcito, como va eso que algunos genéricos dan pena?... please, post urgente aclarando la diferencia!!!!

Anónimo dijo...

Lamentablemente y como ya he dicho antes, el enfermarse es para ricos. Es un lujo.. que pena que se haya vuelto algo tan monetario.
Tb me dejo pensando eso de la medicina original y la que da pena. Mmmmm osea que la original si te cura y la otra solo te hace cosquillas?....

:(

En donde estamos!!?!?!

Pd: Gracias por el comentario en mi post. Me gusto mucho.

Mua!! besito y apapacho pa ti

Lissette.

Nam dijo...

A ver, como decía en el post, "hay laboratorios con una buena línea genérica, pero también hay genéricos que dan pena", ¿No se han preguntado como es que han tantos genéricos para el mismo principio activo?, y si los genéricos son iguales ¿Porqué algunos genéricos cuestan hasta mas del doble que otros si son del mismo medicamento?, cuando estaba escribiendo el post me di cuenta que estaba dejando este tema en el aire, y me puse a revisar unas cosas para escribir un post sobre esto con fundamento teórico, y la verdad es que me estoy enterando de cosas que no sabía, y que en parte son buenas y en parte se prestan a mala interpretación.
Ojo que antes que me caigan los defensores de los genéricos y me pregunten que laboratorio me ha comprado tengo que decir que esta es una opinión estrictamente personal, basada en mi experiencia y en la de otros médicos, y por otro lado no estoy diciendo que todos los genéricos son malos, pero hay algunos que no hacen ni cosquillas, y es que como no necesitan estudios de bioequivalencia, pasan nomas.

El perro andaluz dijo...

Al final siempre alguien nos mete la rata -no encontré nada mejor para graficar mi sentir- y encima nos pintan que es la mejor decisión de nuestras vidas. Parece que la resignación forma parte de nuestros símbolos patrios.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hoy vi un poco de television (no se asombren a veces no me queda de otra) estaba en casa de mi familia y pusieron el canal peruano, pasaron un reportaje que me lleno de lagrimas los ojos, se trataba de la negligencia en los hospitales. Pasaron la historia de 3 personas (2 de ellas quedaron con el la mitad del cuerpo paralizado) y la ultima senhora la operaron por algo q no era....
Pucha me dio mucha pena todo eso, cuando trataron de hablar con los doctores se hicieron los locos y respondieron de una manera horrible, se notaba q no se arrepentian por lo q habian hecho...

Como puede haber personas sin sentimientos, como es que no tienen ni un poquito de remordimiento y tratan a la gente peor q animales...

:(

Hoy estoy triste...
la vida humana vale mucho, es una pena que algunos se olviden de eso.

Mua :(

Dragón del 96 dijo...

Pues, a manera de ser sobon, tu blog me enseña muchas cosas de las que desconocía de la medicina, no sabia lo de los genericos.

Slaudos.

Chalo dijo...

Yo me imaginaba que el chiste era, mas o menos, así. No se por qué. Pero si tuviera que elegir entre la EPS y el seguro, seguiría eligiendo la EPS

Anónimo dijo...

Hello Namcito, pase a saludarte, espero estes bien, hace poco te deje una tarea en mi blog... Y lo prometo sera el ultimo meme que haga, a no ser que sea igual de interesante del que me toco encomendarte....

Pd: una persona con cancer a los huesos y de repente se rompe la cadera... mmm Ya no mejora no?

MUa!!

cuidate mucho ♣

Nam dijo...

Allan: Estoy de acuerdo contigo, no lo hubiera podido decir mas claro.

Truly: En todos lados se cuecen habas, lo que hay que diferenciar es entre el error médico y la negligencia, que es completamente condenable. Por otro lado, cada caso es personal, y como tal debe ser individualizado e investigado.
No son pocos los casos de diagnósticos previos a la cirugía que terminan siendo otra cosa en el postoperatorio, generalmente en esos casos es porque se evalua riesgo beneficio, la posibilidad de entrar y salvar a alguien de una enfermedad potencialmente mortal o simplemente observar ante la posibilidad que no lo sea, en cirugía muchas veces los diagnósticos prequirúrgicos no son tan claros.
Lo que no esta bien definitivamente es la actitud como se enfrentan las cosas.

Dragón: Gracias por el soboneo, en realidad en todo esto del comercio de medicamentos hay muchas cosas que incluso los médicos desconocemos, prescribimos pero no sabemos exactamente como fue que estas medicinas fueron aprobadas, a veces nos damos con sorpresas.

Chalo: Estoy de acuerdo, aun con todas las falencias que tiene, el sistema de EPS es mas rapido que el Seguro.

Truly: Gracias por el saludito, ya hice el meme, esta en el post de arriba.
Lo de la persona con el problema en los huesos, bueno depende de varias cosas, la edad del paciente, de que cáncer me estás hablando, si es primario de hueso o es metástasis, si justamente es la cadera rota la comprometida por el cáncer, como está su estado general. Me cuentas.
Un abrazo.

Ratanazz dijo...

excelente tu post. Yo tambien soy un medico peruano asqueado por como se ha malbarateado la profesion. Por suerte me voy en junio a hacer medicina interna a Chicago, espero que cuando regrese la cosa no siga tan fea
saludos

Anónimo dijo...

Muy buen post, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)