lunes, diciembre 18, 2006

No es tan sencillo como parece

El Servicio Rural Urbano Marginal de Salud mas conocido por sus siglas SERUMS es una forma que el gobierno tiene de llevar profesionales de salud a los lugares alejados del país, donde el acceso a estos servicios es de escaso a nulo.
Para nosotros los médicos, es una obligación llevarlo si queremos en algún momento trabajar en una organización del estado, llámese Hospitales o Ministerio, y es requisito indispensable para poder hacer la residencia medica (también llamada especialización) en el país. Si te vas del Perú y no piensas regresar o piensas regresar pero jamás trabajar para el estado, no tienes la obligación de hacerlo.
Cuando yo ingresé a la residencia, hace 4 años, el estar adentro no dependía tanto del examen como ahora ya que era solo el 60% de tu calificación, el otro 40% era tu currículo, que constaba del SERUMS, tu promedio en la promoción, trabajos de investigación, cursos, idiomas, y un largo etcétera, dentro del cual involucraba el numero de años que habías trabajado en provincia para el estado.
El punto era el siguiente, para ingresar entonces dependiendo de la plaza que querías, necesitabas no solo estudiar un montón, sino además, sacar la mayor cantidad de puntaje en currículo que se pueda, era clásico apuntarse y estar de coautor en los trabajos de investigación de toda tu mancha, aun así no sepas de que era el trabajo, dar el examen de ingles en San Marcos (papaya), estar en todos los cursos que den puntaje; y lo mas importante, encontrar un SERUMS de 15 puntos, dependiendo de la cercanía a servicios básicos como agua, luz, carreteras, y dependiendo si era Posta o Centro Medico, los puntajes se dividían en 0, 5, 10 y 15 puntos..
Encontrar un SERUMS de 15 puntos equivalía a solo 3 cosas:
La primera, eres hijo o ahijado de un almirante, un comandante o un general del aire y te vas a hacer tu SERUMS de 15 puntos en la puerta de tu jato o a veranear a Ancón o a las Palmas, o eres hijo de un alto oficial de la policía y haces un SERUMS tranquilo en alguna comandancia, aunque te mandan de itinerante un mes a otro lado y haces un poco de turismo.
La segunda, te metías al sorteo, buscabas la plaza mas buscada, que podía ser la Clínica Angamos en Essalud, que sabes que es imposible que te toque en un sorteo, y quedabas como excedente, luego de eso te ibas a la Dirección de Salud Lima Sur y buscabas un SERUMS equivalente, 10 días al mes en algún lugar de Yauyos, con la desventaja que no es remunerado, pero estabas cerca de Lima y podías buscar algo para trabajar o estudiar los días restantes.
La tercera y ultima, si tienes alma de mártir, crees que eres aventurero cuando en realidad eres sumamente ingenuo o realmente necesitas el dinero, te inscribías para pasar los siguientes 12 meses de tu vida en algún lugar recóndito de la patria, alejado de todas esas cosas que la vana naturaleza humana hace creerte que son necesarias como luz, agua potable, desagüe, teléfono, internet, etc.
Este ultimo fue el caso de muchos médicos, incluido yo, y también la fuente de las anécdotas mas extrañas que pueden ocurrir en la vida del profesional de salud, sin embargo, si bien tienes la sensación que estas haciendo las cosas lo mejor que puedes, no puedes evitar también el darte cuenta que te vas quedando, tu razonamiento, tus habilidades y el escaso ojo clínico que pudiste haber adquirido en tu externado e internado van quedando de lado, y a eso se suma la escasa ayuda en medicamentos que recibes, al final, trabajas con 5 drogas a lo mucho, y ni hablar de los análisis.
Al acabar tu año de SERUMS, si es que no te quedas a trabajar uno o dos años mas para mejorar tu currículo, al regresar, notas que las cosas han cambiado, si trabajas o te preparas para el examen de residencia sientes que estás demasiado lento, que te falta aceite, y te das cuenta que hay algo que esta mal en todo esto, porque del médico que egresó de la Facultad, no queda ni el 50% y eso que solo ha pasado un año en el mejor de los casos.
Si las cosas salen bien y logras ingresar a la Residencia, te conviertes en el famoso R1, el blanco de las preguntas, de los maltratos de tus residentes de años superiores, y si no eres mosca, tus internos te agarran de punto de inmediato, porque creen que eres una bestia, y probablemente tengan razón.
Entonces vuelve a tu mente el tiempo en que eras interno, hace un par de años, y veías a tu R1, nuevecito, que dejaba de hacer cosas, lento, medio taba, y te preguntabas cómo hizo ese inútil para ser médico, ahora ya sabes que fue lo que le pasó.
Lamentablemente, salvo honrosas excepciones, la inactividad que te proporciona el SERUMS con respecto a una vida intrahospitalaria, te deja sin armas una vez que la retomas, y pasan algunos meses para que vuelvas a ser el tigre de tu tiempo de interno.
Lo peor es que muchas veces gracias al puntaje que da el currículo por trabajar años afuera, médicos que realmente la pasan muy mal en la residencia ingresaban con notas de exámenes muy por debajo del promedio, dejando en el camino a gente muy hábil que sacó buenas notas en el examen pero que tenia un currículo muy pobre comparado con los demás.
Ahora la situación se ha intentado corregir, para ingresar al residentado médico el SERUMS sigue obligatorio pero el examen es el 80% del promedio final, algo que me parece mas justo, intentando que ingrese el que sabe más, este método, si bien no es el ideal ya que un solo examen escrito no debería decidir quién esta más capacitado, al menos es mejor que el método anterior.
Sin embargo, ahora el otro problema consiste en saber cómo se las va a ingeniar el gobierno para atraer a los profesionales a esas zonas alejadas, zonas a las que fueron por puntaje, que ahora ya no es tan necesario, quizá las nuevas facultades de medicina en el interior del país puedan atender esa necesidad, sin embargo no hay hasta donde sé una política de salud que este encaminada a cubrir esos vacíos, al menos no con el mismo presupuesto.
Siguen pasando los años, y aunque las intenciones de las autoridades son buenas, aún queda la sensación que el gobierno esta tratando de tapar al enfermo con una frazada muy corta, y hacen que me pregunte si no es peor el remedio que la enfermedad.
A veces las soluciones no son tan sencillas como parecen.

2 comentarios:

Chalo dijo...

Definitivamente, los SERUMS son todo un tema. En algún momento pensé que era similar al SECIGRA que teníamos que hacer los que estudiamos derecho pero veo que el SECIGRA no es absolutamente nada comparado con lo demás.
Es claro, por otro lado, que ser médico implica muchisima mas vocación de servicio que cualquier otra profesión. Por lo menos mas que la mía. Por que así por así, no te la bancas.

Saludos y Gracias por tu visita y tienes razón, el proximo año volverá la celeste de siempre, la de camiseta enteramente celeste y pantalón blanco y no esta cosa tan fea que tuvimos jugando este año.

alfredo dijo...

por los hongos de mi abuela

no hay palo en que ahorcarse con este tema no?