martes, diciembre 19, 2006

Definición de queso

Cada vez que reviso el sitemeter para saber que motiva a los navegantes detenerse a leer este blog, encuentro que un grupo grande busca algo relacionado con el queso, otro grupo busca algo relacionado con salud, y el grupo restante son los respetados bloggers que, desde puntos distantes del planeta, llegan aquí para dejarme compartir con ellos mis crónicas, algunas relacionadas a mi vida como estudiante de medicina, y otras como serumista, residente y ahora estudiante de Postgrado, además de otras cosas.
Entonces, que tiene que ver un queso con la vida de un médico?, para los navegantes que vienen a buscar el derivado lácteo, les aseguro que se van a sentir decepcionados, este blog no habla ni siquiera de pan con queso, es mas, el autor muy pocas veces lo come.
Y para responder a la inquietud de Alfredo en un comentario, y para la gente que seguramente se rasca la cabeza cuando lee el nombre del blog y al entrar encuentra ancianos en shock, infartos, médicos corriendo y no entiende que sucede, aquí va la explicación.
En las altas esferas médicas (o sea, en la nada estresante vida Hospitalaria), existen los médicos que tienen turnos normales, con una cantidad adecuada de pacientes, los cuales no se les complican y siguen su curso habitual, salvo una que otra vez en las que hay cierto tipo de complicaciones que están dentro del porcentaje estimado a nivel mundial para la enfermedad de fondo; también existen los médicos que casi no tienen pacientes, y no es porque sean malos, sino que simplemente en su turno no llegan, y que manejan tranquilos sus pacientes los cuales casi nunca se complican, pareciera que estos colegas tuvieran un tipo de pacto especial con una fuerza sobrenatural que hace que siempre se vayan temprano, sin que hayan consecuencias desastrosas en sus pisos, algunos de ellos son muy buenos, pero otros simplemente tienen un aura que los libera de problemas.
Y existen los quesos.
Un queso es aquel trabajador de salud, generalmente médico, que cuando está de guardia es augurio de grandes desgracias y catástrofes, no por su impericia o falta de conocimiento, sino por su sola presencia, el día que un queso esta de guardia en cirugía, es seguro que hay un accidente múltiple, una balacera brutal o un incendio, si está en pediatría, llegan 50 niños intoxicados por una chocolatada, de los cuales al menos un par llega en algo mas que shock, si está en ginecología llegan varias gestantes de alto riesgo obstétrico con alguna complicación y por supuesto no falta el embarazo ectópico para meterse corriendo a sala de operaciones, y si está en Medicina, llegan los infartos, los accidentes cerebrovasculares, las hemorragias digestivas, y los intentos suicidas ingiriendo veneno, y claro está, también esos casos que no tienes ni idea de cual puede ser el diagnóstico, pero la particularidad es que llegan TODOS JUNTOS.
Así es, en el argot intrahospitalario, un queso es aquel sujeto vestido de blanco que camina seguido por una nube negra, la cual, como compañera fiel no lo abandona nunca, y una vez identificado, nadie quiere hacer guardia con él, desde los internos hasta la enfermera.
De ahí derivan los inventados verbos quesear y quesearse, por ejemplo:
Yo queseo: Estoy dándole más trabajo a alguien, voluntaria o involuntariamente.
Yo me queseo: Por circunstancias equis, me pasó algo que me está dando mas trabajo.
A veces también se utiliza la palabra queso para hablar con respecto a un paciente crítico, “El paciente de la cama ### de UCI esta recontraqueso” que quiere decir que está en muy malas condiciones.
Soy médico especialista en Medicina Interna, y desde que empecé mi vida en el Hospital, siempre me vi rodeado de pacientes críticos, y en mancha, mi aura continúa hasta ahora, incluso en otro país, aunque las condiciones son diferentes, ahora me queseo de otra forma, un poco más académica, pero al fin de cuentas igual me queseo.
Esta fue una de las razones por las cuales decidí hacer este blog, mostrar una cara de la medicina peruana que normalmente sólo la conocen quienes están en la vida de un Hospital y que de cierta manera en los EEUU algunas series de TV intentar capturar pocas veces con éxito, matizarla con anécdotas que recuerdo como si hubieran ocurrido ayer, contar las nuevas experiencias que recojo ahora, e intentar a veces transmitir algún mensaje que pueda significar algo importante para quien lo lea.
Y de toda esta fuga de ideas nacen mis crónicas, las crónicas de un queso.

6 comentarios:

Ana Lucía dijo...

bueno, yo si tenia mas o menos claro lo que significaba la palabra QUESO para ti..y bueno, donde te envio a mi esposo que quedo "recontraqueso"...despues que me dijera que nos quedariamos en casa esta navidad??

FELIZ NAVIDAD !! para ti..aunque alla tampoco sea como en el PERU
un abrazom muy fuerte, pero no hasta el punto de dejarte recontraqueso..jajaja
:o) Ana Lucia

alfredo dijo...

nunca habia escuchado una frase asi... es entonces mas que seguro que sea EXCLUSIVO de la medicina peruana

Me acuerdo quizas de Keoseian (asi se escribira?) antiguo entrenador de la U que cuando lo botaron le dijeron que era un Queso

pero mas diciendo: "no pasa nada"

Un abrazo Nam

Chalo dijo...

Parece que hay en un queso mucho mas de lo que uno a simple vista puede percibir. Todos los días se aprende algo, por otro lado.

Ojos negros dijo...

bueno intuia lo que querias decir con ser un queso..

Espero que tengas dias menos pesados y que descanses mas.

Abrazo.

Z.

Laura Hammer dijo...

Hola Nam:

Faltaba agregar que está casi científicamente comprobado que los quesos existen
doy fe de ello...y que me lleven al Canal infinito, si quieren mas testimonios.


Una Feliz Navidad para ti y para la gente que te quiere y te rodea,
te aseguro que de haber tenido tu e- mail te habría mandado mi mensaje navideño, acompañado de alguna canción,
como hice con todos mis amigos cibernéticos.

Comno no puedo mandarte canciones piratas, solo te deseo unos buenos días de Diciembre sin quesos a la vista.

Maria Elena dijo...

Y quizás el hecho de haber sido siempre un queso, te permitio ser un excelente internista... querido Nam, en los último días he estado bien quesa y no he podido leer mucho, pero no quiero dejar de desearte una Feliz Navidad y un excelente 2007! Con carinho, Maria Elena