miércoles, abril 18, 2007

De investigación, colesteroles y otros postres

En este blog muchas veces muestro cosas que han pasado en mi vida dentro del Hospital cuando hacía mi residencia en Lima, historias de pacientes, casos, residentes, y anécdotas que de una u otra manera colaboraron en mi formación como especialista en Medicina Interna, aunque de esto ya han pasado casi dos años.
Así que les cuento mejor un poco de lo que hago aquí en Japón, no es tan llamativo como correr en una emergencia y agarrar un desfibrilador pero tiene su atractivo.
Venir a estas lejanas tierras de oriente, al pueblo del sol naciente, fue una decisión basada en la idea de que mi labor académica debía crecer un poco, y dado que un campo que me agrada muchísimo son las enfermedades cardiovasculares, decidí que mi siguiente paso debería ser un Postgrado en Enfermedades Cardiovasculares, decisión en la que mi ascendencia japonesa no tuvo nada que ver, sino mas bien la información que había recogido previamente acerca de la investigación, publicaciones y posibilidades de financiamiento, de esta manera estoy aquí haciendo un Doctorado en Enfermedades Cardiovasculares con mención en Aterosclerosis por medio de una beca del Gobierno Japonés a través de su Embajada en el Perú.
Como saben el corazón es el órgano que se encarga de bombear la sangre a los diferentes lugares del cuerpo, su mal funcionamiento indicaría que la sangre, y por consiguiente el oxigeno que hay en ella no llegan a los diferentes órganos de manera que éstos no pueden cumplir sus funciones de manera adecuada y en algunos casos hasta las pierden permanentemente.
Dado que el corazón esta conformado por células, para ser mas preciso, células musculares en su gran mayoría, necesita también oxígeno para cumplir su función, este oxígeno es suministrado por la sangre a través de las famosas arterias coronarias, las cuales por medio de sus ramificaciones en el interior del corazón, hacen que el oxígeno llegue hasta el rincón mas íntimo de nuestro noble amigo.
Sin embargo, ocurre que con el tiempo, estas arterias coronarias sufren un constante deposito de material orgánico, principalmente de origen graso: Colesterol, ácidos grasos, que asociadas a cambios en la función de la capa de la arteria en contacto con la sangre llamada endotelio, pueden llegar a obstruirla parcialmente primero, y totalmente después, provocando síntomas como dolor de pecho, cansancio, etc.
Al no llegar sangre, y por lo tanto oxígeno a las células cardiacas, estas mueren, a esto se le conoce como infarto cardiaco, dependiendo de la arteria afectada se verá involucrada mayor o menor cantidad de tejido, claro está que si el tejido cardiaco muere, esa parte del corazón ya no participa en el bombeo, e incluso todo el corazón puede dejar de funcionar.
Pues bien, el proceso por el cual se deposita este material orgánico en las arterias se llama aterosclerosis, y en el participan ácidos grasos, proteínas transportadoras, lipoproteínas, e infinidad de otras moléculas, incluido el colesterol, algunas de las cuales son factores de riesgo muy importantes para desarrollar enfermedad cardiovascular.
Ahí es donde entramos nosotros, nuestra pequeña colaboración en este amplio universo de investigación en enfermedad cardiovascular consiste en desarrollar nuevas propuestas, técnicas y hallar nuevas alternativas de tratamiento para este flagelo del mundo moderno, enfocados en el colesterol HDL (High density lipoprotein) o como se le conoce comúnmente “colesterol bueno” que ha demostrado ser un importante factor favorable para la protección contra la enfermedad coronaria.
Para ello se trabaja con cultivos celulares, y también con animales de laboratorio, ya que estamos en las primeras fases de cualquier investigación alrededor de nuevos métodos de detección, mecanismos de acción y nuevos medicamentos.
Al mismo tiempo, no se puede estar alejado de la practica clínica, una vez a la semana Sala de Cateterismos y al menos un par de veces a la semana hay que ir a las visitas médicas a pacientes en el Piso de Medicina Interna del Hospital Universitario, uno de los mas grandes y equipados de la ciudad, y ahí se puede comprobar que definitivamente en tecnología están mas que adelantados a nosotros, valga la redundancia, en tecnología y creo que en nada mas.
La investigación, como dice aquí uno de mis profesores, “Te permite hacer algo que la práctica clínica no te puede brindar, en el Hospital cuando encuentras una solución, salvas una vida, en cambio cuando en el laboratorio encuentras la respuesta a lo que estabas buscando, puedes salvar muchas, te sientes reconfortado, te dan ganas de continuar y siempre que quieras puedes volver al Hospital”
Se nos ha enseñado que el médico es asistencial, es investigador y es docente, mi vida y mi escuela en el Perú me enseñaron a ser asistencial, y me lo enseñaron muy bien, también me mostraron la investigación aunque sin llegar a formar parte de ella, no al menos en lo que me gusta; ahora en este lugar tan lejano de mi casa estoy aprendiendo que puedo ser investigador, diariamente busco alguna respuesta a las muchas preguntas que se formulan en mi cabeza, día a día en ensayo y error, y solo el tiempo me dirá si todo esto que ahora me hace darme cabezazos contra la pared de vez en cuando me servirá para ayudar como docente a otros en su búsqueda, así como yo tuve y tengo generosos profesores y amigos que me ayudaron y ayudan en la mía.
Venir a Japón ha sido una de las decisiones mas cuestionadas que he tenido en toda mi carrera, ahora aquí, a mitad del camino solo puedo decir que todas las decisiones son cuestionables si las miras con el vaso medio vacío, me he dado cuenta que además de darme un grado académico, que es a lo que vine, es una experiencia enriquecedora en términos de mirar de otra manera la medicina, al paciente y al médico, y otra manera de conocerse a uno mismo.
La idea es continuar el camino aprendido y señalado, mirando nuestro norte e insistiendo en lo que uno cree.
Sir William Osler dijo una vez "Haber dado todo, haber hecho el esfuerzo, haber sido consecuente a ciertos ideales…por solo esto vale la pena la lucha."

Así es, perseverancia y seguir ese camino, ese solo hecho vale la pena.

29 comentarios:

Ana Lucía dijo...

Que interesante Namito ;o)
Y que buen Post ademas, ilustras bien todo eso, de lo que uno a veces escucha pero no sabe exactamente,,
y dime, regresaras al Peru despues?? o ya no crees??

un abacho
Ana Lucia

Enrique dijo...

Hola Nam:

Te felicito por tu doctorado y espero que lo termines con éxito y dejes en alto a nuestra Universidad. Te cuento yo estoy trabajando en España con la Universidad de Florida el valor predictivo del acido urico (hacemos resistencia a la insulina, Homocysteina, TBARS, isoprostanos, etc.) en la enfermedad cardiovascular, así que me agradaría que te pusieras en contacto conmigo y quizás en un futuro cercano hacer estudios en dichos temas: mi e.mail sanpepo@hotmail.com
Escribeme y nuevamente felicitaciones

Marea dijo...

Felcitaciones sigue adelante.

alfredo dijo...

ese profesor es un MAESTRAZO

que manera tan genial de ver la investigacion medica

me hace acordar a la pelicula donde mostraban la vida de este medico y su ayudante en pos del primer tansplante de corazon

fascinante

Ursula dijo...

Se nota que amas tu profesión, te felicito...
Siempre buscar nuevos horizontes es enriquecedor, tanto profesional como personalmente. Qué bueno que estés aprovechando al máximo la experiencia de vivir en Japón. Y yo también pregunto lo mismo que Ana Lucía: ¿Piensas regresar al Perú algún día?

Saludos

Gigi dijo...

Yo ando correteando a mi viejita para que cuide las grasas. Aunque ella toma pastillas para el colesterol no me parece que sea suficiente con eso. Lo que si sabía era que el llamado colesterol bueno se encuentra, por ejemplo, en la parte negrita del pescado por lo que su consumo debería ser mínimo 3 veces por semana... lo malo que esta es la parte más fuerte del pescadito... snif snif

Saludos.

El perro andaluz dijo...

Siempre he pensado que la medicina es más que una carrera o una profesión. El poder de salvar una vida es impagable. Esculapio es el dios sanador y voy a volver a leer una y otra vez el post que publicaste sobre él.
Sigue adelante y sospecho que si volveras a Perú y sin duda, me atenderé contigo.
Saludos.

Anónimo dijo...

You are the best!!

You know what i mean right?


MUa!

Anónimo dijo...

Hola, Hola... he pasado a saludar por aquí...

El Diario de María Elena dijo...

Has explicado como todo un maestro el tema querido Nam!!! Y definitivamente es un paso muy importante en tu carrera, fruto de tu esfuerzo y perseverancia, felicitaciones por eso!

Sarah dijo...

Así es amigo!! Sigue adelante y felicitaciones por la fe y el esfuerzo...

S.

Brenda Giuliana dijo...

Ha explicado todo tan detalladamente que lo he entendido todo, te dejas entender muy bien y ójala todo en Japóm te siga llendo bien a mi tambien me gustaría ayudar en investigaciones pero de genética ya que es algo que realmente me gusta mucho, pero aún me falta mucho más las ganas están ahí =)

Elizabeth P.R dijo...

Hola!
gracias por compartir esta experiencia, además lo que estas haciendo es un estimulo muy poderoso para quienes estamos empezando este camino, que es demasiado gratificante, pase lo que pase. Y si no fuera por esos sueños que tenemos como cuando eramos niños, y que ahora tratamos de construir, no tendria sentido tener cualquier otras cosa del mundo, si es que ellos nos faltasen :)
saludos y sigue luchando por eso, y que el exito siempre te acompañe.
Eli.

Anónimo dijo...

Hola Nam te tengo un reto en mi blog... te invito a pasar por allá...

La invitación también va para todos tus lectores... Saludos

http://miperroblog.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Si algún día vienes a ejercer acá al Perú, avisas porfa.

Un beso.

Cloud Strife dijo...

Gambatte kudasai!

Sarah dijo...

:D

parece que ahora sí te queseaste en serio no Nam? :P
Es que no posteas pe...
Saludos!
S.

Carmen dijo...

Que afortunado eres de poder seguir y hacer lo que te gusta...Aunque a veces debe ser duro estar en un país lejano, el esfuerzo vale la pena...Y espero que regreses al Perú a compartir lo aprendido...
Saludos,

Cinder dijo...

es muy importante lo q tu haces, y debes seguir esforzándote , cómo decías la perseverancia es la mejor arma para seguir en el camino, saludos.

Ana Lucía dijo...

pase a saludarte...donde estas?? espero todo muy bien ;o)
saludos

Ambar dijo...

Hola mi nombre es Ambar, soy mexicana, tu blog me pareciò bastante interesante, tanto que me quedè leyendo muchas entradas, te felicito por la gran profesiòn que èstas estudiando, que bien que te esfuerzes por ello, me encanta leer sobre tus anècdotas y quisiera contarte que me fascina la cultura japonesa, quizàs te sea posible despuès agregar màs entradas que hablen sobre ese paìs y tambièn seguir leyendo sobre tu carrera, gracias¡¡¡

Dragón del 96 dijo...

Espero que despuñés de que logres por aquellas tierras lejanas puedas regresar al Perú a aplicar lo aprendido y sino... sigue estudiando.

Exitos!

Slaudos.

Ana Lucía dijo...

pase a saludar, espero que estes muy bien!
saludos, abachos!

alfredo dijo...

oe nam

donde andas?

todo bien?

Ojos negros dijo...

saludos NAm ..espero q te encuentre bien y me ha gustado este post ..las decisiones de hacer o no hacer algo las tomamos nosotros y bueno hay que vivir conlas decisiones sean cual fueren.

Un abrazo fuerte ..ten un lindo dìa

Zare

Ana Lucía dijo...

pase a saludarte ;o)

Anónimo dijo...

Mi Namcito precioso anda ocupadito...

Pucha te perdiste feo eh!
A ver si haces acto de presencia...

Cuidate mucho, Un kiss!


MUa!

Laura Hammer dijo...

Hola Nam:

No iba a re comentarte, pero le pasé el link de tu blog a mi hermana y le encantó. está mas emocionada que cualquier película, video o texto interesante...me dio risa...Me preguntó por qué yo jamás escribía sobre medicina...bahhh, no se , yo ando en otras vainas le respondí.
me alegro que haya alguien como tu, escrbiendo las cosas con los signos de puntuación y las reglas de ortografía adecuadas para hacer textos deliciosos de hechos cotidianos.

No more.
Chao.

Anónimo dijo...

Nada mejor que encontrarme este post en mi break de interminables horas de estudio, y yo que digo que la cardiología no me apasiona!!! Lo que pasó fue que fallé en la escogencia de la bibliografía, un abrazo.