sábado, enero 13, 2007

El día que el sistema colapsó


Cuando eres R1 de medicina (residente de primer año) en mi Hospital, tienes que rotar en dos ocasiones por Emergencia, de un mes y medio cada una aproximadamente, tu labor consiste fundamentalmente en recibir a los pacientes nuevos que acuden al Tópico, evaluarlos, y definir el tratamiento o la hospitalización en caso de requerirla, además tienes que acudir al llamado a la Unidad de Reanimación que está en la entrada de la emergencia, no toma ni medio minuto llegar corriendo a ver que paciente delicado ha llegado. Y otra cosa que haces es ayudar a tu R2 que es el responsable de la Unidad de Shock-trauma, observación y de todo lo que hagas en el tópico.

Somos habitualmente equipos de 4 R1 y un R2, a veces, dependiendo de la rotación, hay dos R2, con lo cual el trabajo se vuelve más llevadero.

Corría el mes de Diciembre del 2002, era nuestra segunda rotación en Emergencia para 3 de los R1, y rotábamos con dos R2, nos queseábamos lo normal, pero en general todo iba bien.

Y un día algo sucedió…

Empezaba un nuevo día y a las 9 uno de los R2 recibe una llamada, un familiar muy cercano estaba muy delicado de salud, y tuvo que salir dejando al otro R2 a cargo, en ese momento no vimos mucho problema, el equipo seguía casi intacto, aunque había un detalle… eran las 9 y media y no llegaba nadie.

Salí a la puerta de la Emergencia y encontré una cola kilométrica, la gente gritando en la ventanilla y los trabajadores que atendían estaban sin reacción, trataban de calmar a la gente pero el griterío era ensordecedor, como siempre el Jefe no estaba, y uno de los que están en ventanilla, un poco pálido me mira y me dice que el sistema se había caído, y que todos esos pacientes eran del Seguro Integral de Salud (SIS), y que estaban trayendo hojas, tampones, y una cajera mas para atender a los pacientes regulares (no SIS), no todos esos pacientes eran para nosotros, ya que en la cola se veían un par de pacientes con cabestrillos, y unas gestantes; pero eran un montón.

Entonces le dije al señor que iba a hablar con mi R2 (el cual estaba en calidad de no habido desde hacía un rato), pero mejor les apuntaba el nombre y que pasen para atenderlos, y ya ellos se encargaban de regularizar la situación luego, a lo que me dice que eso esta bien pero que ese no era el problema, y ahí caí en la cuenta… una vez que los veía, ¿Qué mas?, ¿Quién iba a pagar los análisis, las placas, o los medicamentos que por el SIS son gratuitos, siempre y cuando se corrobore que les corresponde tener seguro?

No quedaba otra que intentar convencer a la Asistenta Social, lo cual, es más que misión imposible, al acudir a ella, tomó un lavatorio, vertió agua en el, enjuagó sus manos y me dijo que su sistema también se había caído, pero que podía exonerar unos cuantos tickets de atención (MAY, como si fuera gran cosa)

Y comenzaron a llegar los pacientes al Tópico, no se pueden transferir porque el SIS en ese tiempo era sectorial, si perteneces a esa jurisdicción, ahí te atiendes, si vas a otro Hospital, así sea del Estado tienes que pagar, el problema era que nuestro stock era insuficiente para todos los que llegaban, habían pacientes que eran para manejar de una manera bastante simple, pero ese día especialmente habían varios que estaban complicados, y el R2 en vez de ayudar se hacía el desentendido y encima quería que uno de nosotros lo ayudara, obviamente nadie le hizo caso, y el seguía dando vueltas, hasta que lo perdimos de vista.

Al rato comenzó a sonar el timbre de la Unidad de Reanimación, una de mis compañeras fue a ver que pasaba y no regresó, era un paciente con sangrado digestivo que no controlaba presión; la otra de mis compañeras salió con un paciente en la Ambulancia para que se tome una Tomografía, en ese tiempo nuestro tomógrafo se había malogrado y el paciente tenía que ir necesariamente con Médico para cualquier inconveniente, y nos quedamos mi amigo La Luz y yo, batiéndonos en el Tópico que estaba lleno con 2 pacientes por camilla, todos los asientos ocupados y otros pacientes de pie, los tratamientos estaban a medias cuando había algo que se le podía dar al paciente, sino, simplemente estaban esperando, ya que ninguno tenía un sol para comprarse un medicamento, y seguían llegando, incluso transferencias de centros de salud, que por supuesto, también tenían seguro integral.

Era mas de mediodía y estábamos llenos de papeles, los cuales solo tenían nombre, sexo, edad, y razón de consulta, en eso llega la enfermera de Shock trauma preguntándome por el R2, le digo que no sé, me dice que uno de los pacientes está queseándose mas y que lo vaya a ver, voy aunque no sabía muy bien que es lo que iba a hacer, solo era un R1, sin mucha experiencia como para manejar un paciente de Cuidados Críticos, y la verdad la abuelita que me encontré estaba bien quesa, menos mal que la R3 de Nefrología estaba ahí, y fue ella quien la chequeó y se encargó de la paciente, me dijo que regrese al Tópico, que ella iba a hablar con mi R2.

De regreso La Luz ya estaba sudando, me mira como diciendo “estamos jodidos” y de verdad que si lo estábamos, lo único que nos quedó fue comenzar a separar a los pacientes para ver quienes se iban a Hospitalizar de todas maneras solo con interrogatorio y examen físico, como los antiguos semiólogos allá por comienzos del siglo pasado, contamos 13 que de todas maneras se quedaban, los otros todavía estaban en duda.

A las 3 y media aparece un R2, muy amigo mío, que se para en medio del tópico con la expresión que tienen aquellos que ingresan en la Dimensión desconocida, y es él quien llama a un amigo mas para que nos echen una mano porque la cosa estaba caótica en exceso, mientras el se pone a hacer el trabajo del R2, que solo Dios sabe donde estuvo, porque tampoco había avanzado su trabajo.

A las 4 llegó un paciente con un infarto, comenzamos a mover camas, a coordinar pacientes para subir a piso, ahí aprendí un poco de la chamba de un R2 de Emergencia, pero no había solución en el tópico, cuyo nivel de caos llegó a su pico máximo superando al Mercado Central de Lima en los ochenta. A las 4 y 45 finalmente se aparece el R2, donde estuvo, no supimos, el R2 que nos ayudó no lo mira, no le dice nada, aunque se le ve toda la bronca en la cara.

A las 5 comienza el Reporte de guardia, y a esa misma hora, se abre el cielo, aparece una luz y se escucha el Aleluya, se arregló el sistema después de 9 horas de desgracias.

Y a las 5 también aparecen los R3, los expertos en destrucción moral hacia los residentes de años inferiores, y detrás de ellos el Jefe de Residentes, la R3 de Nefro lanza su primer ataque contra el R2 desaparecido en acción, lo trata desde incapaz hasta #$$%@#, el de Cardio prácticamente lo amenaza de muerte cuando llegue a sus manos en dos meses para rotar con él, el de Gastro solo lo mira, pero parece que si le dice algo, le pega y así por el estilo, finalmente el Jefe de residentes le dice que esto no se va a quedar así, y que va a repetir la rotación, que va a conversar con su Coordinador de Especialidad y con el Coordinador de Residentes de Emergencia por lo que ha pasado este día, eso, casi equivale a desaprobar la rotación, y eso es igual a decir chau a la residencia, y el Jefe de Residentes tiene el poder para hacerlo.

Finalmente comenzó el reporte, el cual fue solamente contar las molestias de los pacientes y los posibles diagnósticos, nada mas se podía hacer ya que no habían exámenes, a esa hora regularizamos los documentos de todos, pudimos tomar los análisis, placas y finalmente tomar decisiones, aquel día hospitalizamos 20 pacientes y nos fuimos a la una de la mañana.

Talvez si hubiéramos contado con el R2 igual nos hubiéramos queseado, pero hubiera sido algo diferente, esa vez la recuerdo porque fue la única vez que no vi trabajo en equipo, los R1 tratamos pero es difícil cuando no tienes alguien de mas experiencia que esta apoyándote y tu sabes que está ahí, eso no se vio, y eso fue lo que los R3 reclamaron, todos han pasado por eso y saben lo que es trabajar en esa olla a presión que es la Emergencia.

El R2 no perdió el año, pero repitió la rotación aunque no fue de inmediato sino dos meses después a solicitud nuestra, ya que no queríamos tenerlo de nuevo en la Emergencia, el otro R2 (el que salió por la emergencia familiar) decidió que nunca mas nos iba a dejar en esa situación y hasta nos pidió disculpas “por dejarnos solos”… aparentemente el otro patita ya tenía sus antecedentes.

La Luz, tan peculiar como siempre, le dejó su frase de recuerdo “Si quieres déjanos solos, pero nunca mas con ese %$#%^”

Ese
día no solo el sistema informático del Hospital se cayó, un sistema de trabajo también, y eso pudo traer mayores consecuencias, suerte que una vez mas, y esta vez en Lima, Dios sigue siendo Peruano.

*Imagen tomada de The National Library of Medicine
http://www.nlm.nih.gov/exhibition/perez/paintings/emergency_room.jpg

5 comentarios:

alfredo dijo...

te recordaron a tu mama?

la ocasion perfecta para que la gente pierda la paciencia

que increible

Nam dijo...

Pucha Alfredo, mejor te digo que solo me concentraba en lo que estaba haciendo, porque con todo lo que nos decían era para agarrar una pistola y meterse un tiro; y lo peor es que no era nuestra culpa, pero si en parte nuestra responsabilidad como parte de toda la Emergencia.
Y como el resto no daba la cara porque estaban escondidos detrás de un escritorio, salvo el responsable de caja que por un momento salió a pedir disculpas, ya pues, pagamos nosotros.
Te cuento que Emergencia tiene un Jefe, que es Médico, que supuestamente debe estar ahi para solucionar esos problemas aunque siempre esta pintado, ese día no lo encontramos ni pintado.

Dragón del 96 dijo...

Disculpa la ignorancia... o es que me perdi en alguna parte... pero tan poca gente trabaja en la clinica/hospital donde haces tu residencia?

Y las asistentas... no se pq chuma son asi todas, en todos lados.

Me dio colera tu post.

Slaudos tranquilizadores.

Nam dijo...

Hola Dragón, mi residencia la hice entre los años 2002 y 2006 en Lima, esto pasó en Diciembre del 2002; en general en mi Hospital (que es del Ministerio de Salud) no hay muchos residentes comparado con otros como por ejemplo los del seguro, pero no hemos tenido mayores problemas por falta de médicos en emergencia, incluso en problemas graves, como algunas tragedias con muchos heridos, porque todos ayudan, el asunto aqui era eminentemente administrativo, pero nos arrastraba a todos; en conclusión, como no se podía verificar la identidad de las personas para saber si les correspondía atención gratis, no se les podía hacer nada mas de lo que nosotros les podíamos conseguir entre las cosas que teníamos, y tampoco tenian dinero para comprar una pastilla. La gracia de todo esto es que los que no teniamos la culpa de nada teniamos que dar la cara.

Ana Lucía dijo...

me gustan tus post, porque recuerdo las historias de mi hermana, cuando hacia su residencia, ademas me haces volver al Peru...
y dar la cara cuando no tienes la culpa , es lo que mas indigna cierto?? y cuando no? administrativos tirando la pelota a ver a quien le cae verdad??

por otro lado... Dios, si es peruano!! ;o)