viernes, julio 13, 2007

Dias de lluvia

Para quienes conocen la Selva Central, saben que la geografía es bastante particular, el cálido clima alberga unos paisajes conformados por quebradas y montes cubiertos de densa vegetación, en medio de los cuales existen comunidades nativas (generalmente de origen ashaninka) y comunidades de “colonos” llamados así por ser personas originalmente de la sierra que habitan estas zonas por estaciones de acuerdo a las temporadas agrícolas y que han “colonizado” gran parte de la región.
Corría el verano del 2000, medico serumista en la siempre llamativa y variopinta ceja de la Selva Central en nuestro Perú, en esta oportunidad, había llegado una fecha para vacunar madres gestantes en la localidad bajo nuestra jurisdicción.
Ese día, muy temprano, la enfermera y yo tomamos los termos con las vacunas y nos fuimos en busca de algunas madres que no habían acudido a la campaña general la semana previa en la Posta.
Como era de esperarse, estas señoras vivían en sitios un poco retirados de nuestro centro de labores, y lo que es peor, en sitios a los que no hay acceso en cualquier transporte motorizado.
A poco de emprender la partida, unas nubes cubrieron el azul firmamento y una fina lluvia inicio su suave compañía, sin embargo, dado que no es Lima, donde la garúa queda ahí nomás, se inicio un aguacero de aquellos… por suerte fuimos precavidos y habíamos llevado nuestros chalecos, el mío era un chaleco verde caqui (después me dijeron que cambie de chaleco porque podía ser confundido con alguna fuerza del orden… pero esa es otra historia) y tenia mis botas de lluvia, así que seguimos caminando.
Para quienes no saben que tipo de textura tiene el terreno, es de arcilla roja, sumamente resbalosa, en un terreno cuyos caminos de tierra afirmada generalmente están al borde de las quebradas, y donde la vegetación en estos meses de lluvia es interrumpida ocasionalmente por derrumbes de lodo producto de la misma. Manejar un auto aquí es exponerse a un accidente o a quedarse atascado, lo que ocurra primero, y una moto es una completa imprudencia, por mencionar algo suave (lo hice una vez, alguien arriba me debe querer mucho, o de repente todavía no me quieren por allá abajo)
Al mediodía la lluvia amainó, y ya estábamos subiendo una pendiente, con mucho cuidado y pisada firme llegamos a la casa de la primera gestante, que nos recibió de muy mala gana mientras estaba pelando su café… No se quiso vacunar hasta que después de cien intentos aceptó, bajo promesa que se le iba a incluir en un programa de reparto de alimentos. Aun así mascullaba cosas en quechua de las que la enfermera me dijo que no eran muy santas…
Luego de tomarnos el doble del tiempo en bajar la pendiente (mayor de 45 grados), nos encaminamos a la segunda casa, esta vez el sol estaba sobre nosotros, los chalecos estaban en las mochilas y las botas de jebe estaban haciendo efecto de sauna en mis pies, al llegar luego de un par de horas, un cerco nos recibió en la entrada, y se veía una casa a lo lejos, pero no se podía entrar, la enfermera llamo a la dueña de casa, quien se asomó, era la gestante que veníamos a ver, ella al notar nuestra presencia le pasó la voz a alguien que estaba en una parte de la casa que no podíamos ver desde donde estábamos, segundos después, tres canes grandes y furiosos salían disparados hacia el cerco…
Nos había soltado los perros…
La enfermera me dijo que corra mientras ella ya lo estaba haciendo, pero yo ya estaba cansado, harto de la lluvia, del sol, con sueño y con hambre y de la actitud de la primera señora y de esta segunda, así que no sé si fue arrebato, estupidez o una combinación de ambas, pero cuando ví que los perros venían y la mujer ahí parada mirando a lo lejos, me llegó tanto que saqué el machete que tenía para abrir trochas y los esperé con el machete en la mano…al menos para asustarlos.
La señora pegó un grito y los perros se alejaron…
Si hay algo que la gente en esas zonas quiere, es a sus perros, mas que a la familia creo yo, aunque si matas a un perro, estas hecho.
La señora se acerco, haciéndose la que no se había dado cuenta, se disculpó por sus perros (si, como no) conocía a la enfermera, nos escuchó y luego tampoco se quiso vacunar, hasta que nuevamente a puro floro (al mejor estilo de Gabriel) aceptó finalmente.
La ultima no vivía lejos de ahí, pero había que atravesar una chacra de naranjas (me comí como 6, no mas porque sino te da una diarrea de aquellas), y escapar de una vaca que se computaba perro de chacra, al llegar a la casa felizmente esta señora no puso objeciones para la vacunación, e incluso nos obsequió un poco de fruta para el camino de vuelta…
El camino de vuelta fue mas tranquilo, estábamos cerca de la carretera y de un anexo cercano donde teníamos una posta periférica, la técnica de la Posta nos recibió y finalmente almorzamos cuy en una casa donde la dueña vende comida, y volvimos a nuestra Posta casi al llegar la noche.
He recordado este episodio ahora al ver la lluvia a través de la ventana aquí en el laboratorio, casi 7 años después y a miles de kilómetros de un lugar que me enseñó muchas cosas, cosas que no están en los libros y que no encuentras en ninguna Universidad en el mundo, cosas que no te da un doctorado o un titulo en lo que hagas…
De todo ha de aprenderse en esta vida, dice mi tío, y yo le doy la razón...
Una vez mas, hacer Medicina en el Perú no es fácil, ni siquiera sé si podría llamarle difícil…

Aunque de algo estoy seguro… es una experiencia de vida.

15 comentarios:

Anónimo dijo...



Pasu!
que tal travesia...
pero que lindo recuerdo,
lo de los perros, pucha que miedo
y estoy de acuerdo contigo
alguien alla abajo no te quiere
"aun" jijijijiij

Cuando lei lo de las naranjas
se me hizo agua la boca...
tu sabes como me encantan
al igual que el cuyyyyyyyyyyyy :P

Namcito pechocho por que no tienes tu botoncito de los Thinking Awards??? ese que te di porque tu blog me encantaaaaaaaaaa?!?!??!!

Cha que! asi no es ah!
no hay carinho pa tu amiguita bella hermosa?????


Beso con lapo en la cabeza :P


Te extranho como a un chicle de chicha :(


MUaaaaaa!!!

Pilarcita dijo...

Hola,

Aquí el día también esta lluvioso, aunque yo me siento como uno de esos pollos en granja avícola. Tengo A/C así que no sé si hace frío o calor. No tengo ventana cerca, así que la mayor parte del día no sé si es de día o de noche, si está soleado o lluvioso... Sólo tengo el relojito de la computadora para avisarme cuándo es hora de irme a dormir...jajaja

Cuando leía tu post imaginé que al venir los perros te ibas a trepar a algún árbol!..jajaja...

En fin, había quien nos repetía en la universidad que quien de medicina sólo sabe, no sabe nada... Muy cierto, ¿verdad?.

Saludos

Ursula dijo...

Toda una aventura realmente, ya me imagino la cólera de que las mujeres no quieran vacunarse después de haberse dado la lataza de llegar hasta sus casas no?

Felizmente las convencieron y el episodio de los perros no pasó de un susto.

Saludos

Sarah dijo...

Esas vivencias nos hacen más personas. Y los recuerdos que nos traen son siempre buenos a la larga, nos llenan el rostro de sonrisas y nos alegran la mañana.

Saludos amigo!!

S.

Danza Invisible dijo...

LLeva siempre en el bolsillo un bocadito para los perros... jeje!!

xD

Ana Lucía dijo...

jajajaja,, que tal aventura, jajajaja, y bueno, sobre los perros, yo tambien amo al mio! :O)
pero me alucine a la tia, haciendose la que no sabia nada, no??? haciendo quedar mal a los perros, cuando bien que habia sido ella, la que los solto, con orden y todo..jajja

Alvaro dijo...

Espero que este todo bien despues del terremoto y sigamos leyendo tus cronicas .
saludos

alfredo dijo...

todo bien con el terremoto nam?

espero que si

un abrazo

Anónimo dijo...


Namcito
todo bien por alla??

haste presente please
:'(
mandame una senhal de humo, un zapatazo en la cabeza, una paloma con diarrea, un avion de papel y que me caiga en el ojo, telegrama, postal, COMENTARIO, un onigiri pasado.... no se!!
algo!!!!

buaaaaaaaaaaaa!!!!


onde tas :(


Nam dijo...

Todo bien por aca, gracias por los comentarios, el epicentro del terremoto estuvo cerca de Sendai, al norte de Tokio, yo vivo en Osaka, estamos bastante apartados, aunque se sintio un remezon por aqui casi a la misma hora.
Ya se viene un nuevo post, cuando pueda llegar consciente a mi PC :P

Anónimo dijo...




Yeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!

ahora si te mando lapo
para no perder la costumbre pi ;)

oye te estan explotando en la chamba, chsss...
estoy libre hoy :P
conectateeeeeeeeeeeeee!


Carmen dijo...

Que envidia...a mí me gustaría tener también esas experiencias de vida...

Saludos,

Ana Lucía dijo...

pasaba para preguntar si todo en orden,, ya veo que si, un saludo!

Dragón del 96 dijo...

A mi me gustan las lluvias fuertes, lamentablemente en Lima no hay asi. Y lo de los perros es bravo, yo no les hago caso, sera por que hasta ahora no me ha atacado ninguno... pero el machete... te pasas!

Slaudos.

Puedo hacer consultas online?

Slau2.

Nam dijo...

Consulta nomas dragon, total, si puedo te ayudo, y si te pasa algo, pues no puedes venir hasta aqui a ahorcarme :P
Ya en serio, si necesitas algo mandame un comment con tu correo (no lo voy a publicar, se que eres asediado)
Un abrazo.